Microsoft, la nube profesional y la compra de LinkedIn

Ayer Microsoft anunció la que ya es la mayor operación de su historia, la adquisición de LinkedIn, una empresa fundada en el 2002, por 26.200 millones de dólares. Esta cifra significa que Microsoft pagará casi 250 dólares por cada uno de los 105 millones de usuarios activos de LinkedIn o unos 60 dólares por los 433 millones de perfiles profesionales creados.

Muy atrás y olvidado ha quedado el objetivo inicial de la compañía marcado por Bill Gates en 1975, “Un ordenador en cada oficina, en cada casa. Microsoft en cada uno de los ordenadores”. Ahora el objetivo parece ser,

Las aplicaciones en la nube y todos los profesionales conectados a Microsoft.

La apuesta de Sayta Nadella, presidente de Microsoft, es muy fuerte. El precio pagado por LinkedIn supone 196 dólares por acción, con una prima de casi un 50% sobre su precio al cierre de los mercados el pasado viernes. A pesar de ello, la posibilidad de conseguir 433 millones de perfiles profesionales, con un crecimiento del 19% anual y una red profesional que va mucho más allá de los contactos entre perfiles. En los últimos años LinkedIn ha construido un completo ecosistema de herramientas y servicios que van desde las presentaciones con Slideshare, lector de noticias con Pulse y formación online con Lynda.com, además del creciente servicio de búsqueda de trabajo con más de 7 millones de puestos de trabajo activos y un crecimiento anual del 101%.

 

Para LinkedIn la operación se resuelve en un momento perfecto, ya que en el primer trimestre de este año presentó perdidas por 45,8 millones de dólares, frente a los 42,5 millones de beneficio en el mismo período del año anterior con una facturación anual cercana a los 3.000 millones de dólares. Tanto es así que Reid Hoffman, presidente, fundador y principal accionista de LinkedIn dijo,

Este momento es como una refundación de LinkedIn. Veo una gran oportunidad para nuestros miembros y clientes

Ahora dispondrá de medios y recursos para desarrollar una estrategia más ambiciosa y recuperar el impulso de los últimos ejercicios.

Microsoft dijo que LinkedIn mantendrá su marca propia, su cultura e independencia, sin embargo las sinergia entre productos y la integración de plataformas están dentro de los planes de Nadella, como integrar Skype en LinkedIn para las comunicaciones de voz y mensajería de la red, sin olvidarnos por supuesto de Office 365, Outlook, Calendar, Cortana, Dynamics y Bing. También habrá que ver hasta que punto Pulse se mantiene independiente y no se convierte en una plataforma de contenidos y publicidad de Microsoft.

Con esta operación Microsoft vuelve a tener una posición relevante en los medios sociales, gana las conexiones profesionales que le aporta LinkedIn, una plataforma destacada en el canal móvil y la puerta abierta para llevar su plataforma cloud a la mayor red de profesionales del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *